Colombia y Uruguay, en un choque de equipos favoritos en las semifinales de la Copa América



Inmersa en un invicto de 27 partidos, Colombia se ha ilusionado como nunca y ambiciona conquistar su segundo título de la Copa América.

Pero primero tendrá que sortear la complicada barrera de su semifinales contra Uruguay, con el peso jerárquico de sus 15 consagraciones continentales y con una personalidad distinta bajo la dirección de Marcelo Bielsa.

Con dos técnicos argentinos frente a frente, el duelo Uruguay-Colombia en Charlotte promete mucho.

Se miden dos favoritas al título por su rutilante marcha en el torneo y el buen arranque tras las primeras seis fechas de las eliminatorias de Sudamérica rumbo al Mundial de 2026.

Colombia estiró a 27 partidos su paso invicto —24 con la conducción de Néstor Lorenzo— tras golear 5-0 a Panamá en el desierto de Arizona.

Uruguay debió emplearse a fondo para imponerse 4-2 ante Brasil en una definición por penales en Las Vegas, tras igualar 0-0 en los 90 minutos. La Celeste jugó el último cuarto de hora en inferioridad numérica por la expulsión de Nahitan Nández.

Espoleado por el resurgir del veterano mediopunta James Rodríguez, Colombia busca proclamarse por segunda vez en el torneo desde su primera consagración en 2001 como anfitriona.

Lorenzo sostuvo que no se pueden conformar con los elogios que han acaparado en las últimas semanas por su juego, sostenido en tres pilares: la presión alta, la creatividad de sus volantes con el balón y llegar al área rival con triangulaciones.

Será la séptima semifinal de Colombia en la Copa América desde 1993, pero sólo una vez pudieron acceder al partido por el campeonato, venciendo 1-0 a México en la final de 2001.

“Hacer una buena Copa América es ganarla. No es un concepto abstracto”, señaló Lorenzo, quien ha ganado 18 de los 24 partidos que ha dirigido desde que asumió en junio de 2022. “El objetivo es ganar cada partido que juguemos y los muchachos saben eso”.

James ha sido el hombre orquesta de Colombia, el mejor jugador en la cancha en cada uno de los primeros cuatro partidos. Después de una desteñida temporada en el fútbol brasileño con Sao Paulo, el astro que cumplirá 33 años el viernes lleva cinco asistencias y un gol en el torneo continental. Con una asistencia adicional, rebasará la marca para una sola edición desde que se llevan registros en 2011, rompiendo el récord que comparte con Lionel Messi (5 asistencias en 2021).

Pero la sinfonía colombiana no se concentra en James. El extremo izquierdo Luis Díaz y el lateral derecho Daniel Muñoz son unos torbellinos por las bandas. Y el equipo saldrá reforzado al Bank of America Stadium al recuperar al volante Jefferson Lerma tras cumplir una fecha de suspensión por acumulación de tarjetas.

“En este equipo se matan por el compañero. Trabajamos mucho en eso desde el inicio. Es la manera en la que siento el fútbol desde la dirección técnica”, dijo Lorenzo al definir a su equipo.

Resta por ver si los mecanismos ofensivos de Colombia podrán romper el candado uruguayo — apenas han encajado un gol en el torneo (contra Panamá). Se trata de la menor cantidad de goles recibida por la Celeste en sus primeros cuatro partidos de una Copa América desde 1959.

La solvencia defensiva uruguaya se verá exigida por las bajas de Ronald Araújo y Nández. Araújo sufrió una lesión muscular en la pierna derecha y se pederá el resto del torneo, mientras que Nández cumplirá la sanción automática por la roja tras una fuerte entrada sobre Rodrygo.

Guillermo Varela asoma como el reemplazante por Araújo en el lateral derecho, mientras que José María Giménez y Sebastián Cáceres conformarían la dupla de centrales.

“Es un equipo al que le sobran delanteros y eso en el mundo del fútbol no es común”, destacó Bielsa sobre Colombia. “Es un equipo que tiene más de una opción para cada puesto, y sin grandes diferencias entre el que inicia respecto del que ingresa”.

Comparte esto!

Deja un comentario