“Un Hombre, Una idea, Una Acción”



Oscar Valenzuela

Desde el año 1971 el Presidente Balaguer puso en marcha un amplio programa de Reforma Agraria con la entrega de títulos y parcelas de tierras propiedad del Estado a miles de familias pobres campesinas en todo el pais.

En 1972 el Presidente Balaguer promulgó las Revolucionarias Leyes Agrarias que transformaron el Régimen de la Tenencia de la Tierra en la República Dominicana.

• La Ley 282, que declara de utilidad pública e interés social la adquisición de todas las tierras baldías que existan en la República Dominicana para traspasarlas al IAD.

“La Ley de Cuota Parte” le permitió al Estado captar grandes extensiones de tierras baldías propiedad de terratenientes y latifundistas privados para ser integradas a la Reforma Agraria y distribuidas en parcelas propias a los hombres y mujeres del campo.

• La Ley 314, que define el latifundio.

• La Ley 332, que regula la venta de tierras del Estado.

Más de 125,000 familias “campesinas sin tierras” fueron favorecidas en este revolucionario programa de interés social e integradas a la Producción Agrícola Nacional en la siembra y cosecha de alimentos para consuno interno y para las exportaciones de frutas, viveres vegetales y legumbres.

Los campesinos fueron organizados en Asociaciones de Productores, Cooperativas Agricolas, recibieron asistencia técnica y préstamos blandos con el Banco Agrícola, con mercados seguros y rentables a través del Inespre que les compraba sus productos alimenticios como frutas, vegetales, víveres, cereales y los vendía a la población de escasos recursos a precios bajos y subsidiados en los Programas de Ventas Populares.

El Instituto Agrario Dominicano, IAD distribuyó en esa épocas más de 10 millones de tareas de tierras en 526 asentamientos campesinos. Esos terrenos, representan el 24 % de las tierras cultivables del país y en ellas se ha asentado el 24 % de la población rural, todo lo cual ha sido de una enorme repercusión en la vida dominicana.

Las Revolucionarias Leyes Agrarias de 1972 promulgadas y ejecutadas por el Presidente Joaquin Balaguer constituyen la más trascendental Obra de Justicia Social y Humana que registra la Historia Dominicana.

Comparte esto!

Deja un comentario