Políticas públicas, sector cuaternario y la economía social




Isidro Toro Pampols

Entenderemos por políticas públicas las medidas tomadas por el gobierno en el marco de su competencia y acción. El sector cuaternario de la economía se basa en el conocimiento, altamente relacionado con la investigación y el desarrollo. En República Dominicana algunos tienden a colocar los servicios profesionales, telecomunicaciones, servicios turísticos, entre otros, en el precitado sector de la economía. (1)
En nuestro tiempo los estados son desafiados por un modelo de desarrollo económico que requiere cambios en los paradigmas. Hoy, el régimen económico imperante en Occidente se encuentra recurrentemente tensionado y comprender esa realidad es el primer paso para adelantar cambios sustantivos para avanzar en el desarrollo de organizaciones económicas, como un espacio de transformación personal y empoderamiento, donde la ética y el respeto al ecosistema ocupen el lugar que la sociedad exige.
El Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica de Chile presentó una serie de propuestas en un trabajo intitulado “Hacia un marco de políticas públicas para el Cuarto Sector en Chile” (2013) y, entre varias, proponen lo que llaman “nuevas organizaciones hibridas” donde convergen empresas tradicionales, ONGs, instituciones públicas, entre otras. El documento plantea como objetivo general: “generar un marco de fomento, política pública y regulatorio que permita proyectar la incorporación de las cooperativas de trabajo y organizaciones comunitarias funcionales de desarrollo socioeconómico como Empresas del Cuarto Sector.” (2)
El documento señala los objetivos específicos y reseña experiencias internacionales incluyendo países como Italia, España, Reino Unido, así como prácticas en territorio chileno.
El mundo transita hacia nuevos paradigmas. En la Antigüedad el conocimiento se transmitía de padres a hijos y se heredaba el oficio. En la Edad Media el maestro enseñaba al aprendiz, con la Revolución Industrial las empresas enseñan a sus obreros y luego surgieron las escuelas de formación profesional. Hoy el conocimiento se trasmite aplicando la innovación tecnológica al tiempo que la superpoblación y la acción sobre el planeta, obligan a buscar alternativas que oferten calidad de vida en empresas socialmente responsables, apegadas a modelos éticos y de respeto al ecosistema.
Allí entran las políticas públicas y por vía de consecuencia, los partidos políticos. Por ello, las agrupaciones partidarias con visión de futuro crean unidades funcionales orientadas a la economía social abordando el tema en el marco de promover políticas públicas que faciliten el desarrollo de paradigmas que atiendan las necesidades de la población en consonancia con el desarrollo sustentable.
En República Dominicana el cooperativismo, espina dorsal de la economía social, exhibe un crecimiento vigoroso y afortunadamente el marco legal actual, herencia del pensamiento del profesor Juan Bosh, permite al órgano rector del sector aplicar las innovaciones de lugar que incorporen modernos criterios que permitan hacer una contribución, real y efectiva, frente a los desafíos en este convulso siglo XXI.

1) Infotep. Programa Facilitador de la Formación Profesional. Guia 01. Pag 18. Santo Domingo, R.D. 2016.
2) Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica de Chile. Hacia un marco de políticas públicas para el Cuarto Sector en Chile. 2013. https://politicaspublicas.uc.cl/wp-content/uploads/2015/01/taller-2-hacia-un-marco-de-politicas-publicas-para-el-cuarto-sector-en-chile.pdf

Comparte esto!

Deja un comentario